Adiós al lápiz y papel

El gran miedo de los padres y profesores era si, al estar continuamente conectados a internet, los alumnos prestarían atención en clase o si incluso estarían a salvo de contenidos potencialmente peligrosos. …

LEER NOTICIA COMPLETA