Los siete pecados capitales de las presentaciones que no debes cometer

Cuando presentamos realizamos un contrato implícito con el público, establecemos una suerte de breve relación temporal, firmamos un tratado solemne. Su texto invisible pero tácito sostiene que transmitiremos una idea clave sobre un tema de interés durante el tiempo asignado con un lenguaje claro adaptado a la audiencia para su propio beneficio. Por desgracia, con frecuencia alarmante, pecamos. ¿De qué manera?See it on Scoop.it, via TIC & Educación

Continuar leyendo: Los siete pecados capitales de las presentaciones que no debes cometer

Fuente: Tic&Educación