La gran seducción, un remake diez años después de la primera versión

La gran seducción (2003) fue un éxito boca-oreja cuando se estrenó como una comedia costumbrista, amable y bien trabajada por lo que respecta a los actores. Diez años después, la historia de Ken Scott ha sufrido un remake con pocos cambios a excepción del cásting y el idioma, que pasa del francés al inglés. Esta semana llega a los cines esta versión protagonizada por Brendan Gleeson y Taylor Kitsch, más mediáticos que los desconocidos actores del film…

Continuar leyendo: La gran seducción, un remake diez años después de la primera versión

Fuente: Taconline.net